Angeles Caídos

Las razas Annu-Elohim, Drakonian y Anunnaki comenzaron a separarse de su proyectos originales “Cristos” y establecieron la conquista del dominio del sistema estelar (Portales Estelares) de nuestra Matrix de Tiempo.

La raza Reptil Omicron de la “Orden Oro” Seraphei-Seraphim de la Dimensión 10 (D-10, Universo Armónico 4), de la constelación Lyra-Vega, comenzó a separarse de la Orden y se conoció como los “Seraphim Caídos”. Son los antepasados de la Legión Orion-Drakonian (Angelicales Caídos) de la D-10.

Simultáneamente, de la Orden Esmeralda, la raza híbrida Anyu (Felino-Acuático-Simio) de Lyra-Aveyon, también sufrió digresión y comenzó su búsqueda de dominio universal con la intención de destruir todas las razas y reclamar el dominio de la Matrix de Tiempo. Adoptaron el nombre de Annu y se conocieron como la Legión Angelical Caída Annu-Elohim de la D-11.

La Legión Angelical Caída de Annu-Elohim creó la sub-raza Sirio-Anunnaki para destruir el linaje Guardián Angelical Humano.

A través de los conflictos progresivos y perpetuos entre las Legiones Angélicas Caídas Seraphim (Drakonians) y Annu-Elohim (Anunnaki), que comenzó hace 250 billones de años en el Universo Armónico 4 en Lyra, nuestra Matriz de Tiempo fue casi destruida.

Los Anyu destruyeron el Portal Estelar 12 de Aramatena, el evento que se conoció como “El Pecado Original“, ya que todas las formas de vida, incluyendo las razas Creadoras Christos del Universo Armónico 4, quedaron atrapadas en la Matriz del Tiempo hasta que el Portal de la Estrella Aramatena D-12 fue reconstruido.

La Conciencia podría encarnarse en nuestra Matriz del Tiempo pero no podría ascender para salir de ella, mientras que el Portal Estelar 12 de Aramatena permaneciera dañado.

La raza Angelical Caída de Anyu que más tarde se convirtió en los Annu-Elohim Caídos (antepasados de los Sirios-Anunnaki), intercambió intencionalmente su capacidad genética original de 12-cadenas de ADN, característico de las Razas Cristos, por una mutación digresiva de 11-cadenas de ADN.

A través del cambio genético, los Annu-Elohim bloquearon con éxito la encarnación de la Raza Creadora Breneau (Universo Armónico 5) en su linaje, quedando libres para crear una legión autónoma de Angelicales Caídos dentro Matrix de Tiempo.

Su intención era y sigue siendo oprimir, dominar y tener el  control operacional sobre los 12 Principales Portales Estelares de nuestra Matrix del Tiempo.

Las legiones caídas Anunnaki están intentando desorientar a los humanos y están esperando manipular el genoma humano (el material genético de un organismo) a un máximo de 11-cadenas de ADN (plantilla de ADN Anunnaki AntiCristo), en un atentado por reemplazar la plantilla “Cristos” de 12-cadenas de ADN, original y legítima del linaje Humano Angelical.

En su equivocada búsqueda contemporánea por el dominio de los Portales Estelares de la Tierra (Salones de Amenti), la legión de Angelicales Caídos Anunnaki  esperan robarle a los humanos de la Tierra, el inactivo potencial de ADN y potencial como “Raza Humana Angelical Cristalizada”, a través de la manipulación genética encubierta con enseñanzas distorsionadas de ADN, campo bio-energético, activación del Merkaba y programas de hibridación.

Los Anunnaki están intentando perpetrar este engaño a los humanos para prevenir que los seres humanos de la Tierra actualicen el potencial de 12-cadenas de ADN, a través del cual los seres humanos pueden recuperar la herencia Angelical Humana y servir como guardianes de los Portales Estelares (Salones de Amenti).

Las Razas Caídas Annu-Elohim, Anunnaki y Drakonian-Seraphim poseen un máximo potencial de 11 y 10 cadenas de DNA respectivamente.

Como las Legiones Angélicas Caídas no pueden encarnar las frecuencias de la 12ª dimensión de la “Corriente de Cristica” debido a la ausencia de la cadenas 12 de ADN; ellos llevan lo que se considera el código genético “Anti-Krist” o “Anti-Cristo“.

Porciones de la población humana de la Tierra tiene mutaciones en las cadenas  9, 10 y 11, resultantes de la hibridación de la raza humana antigua con Anunnakis y Drakonians.

Todos los seres humanos y Angelicale Caídos, pueden revertir las mutaciones de ADN a través de las tecnologías autogeneradas de ADN “Bio-Regenesis“. Las cuales  restauran y reactivan el operativo ADN. Esto es precisamente lo que las Legiones Angelicales Caídas no quieren que la humanidad contemporánea logre.

Las Legiones Angelicales Caídas han intentado mantener a los Guardianes, fuera de la Tierra, mientras que mantienen a las Almas Humanas de la Tierra encerradas en repetidos ciclos de encarnación, bloqueando su paso de Ascensión a través de los Portales Estelares.

El drama de la Tierra es una confrontación de tres vías, entre los Guardianes y las dos legiones de Caídos Annu-Elohim/Anunnaki y Drakonian-Seraphim. Estas dos últimas tienen sus propias agendas: control de la población humana de la Tierra, posesión de la Tierra como “propiedad” y el dominio de los Portal Estelares (Salones de Amenti).

Las Legiones Angelicales Caídas saben que si ellos pueden seguir motivando a los seres humanos, a que sigan prometiendo lealtad a las figuras de Dioses Externos y sus Representantes Divinos (santos); como lo están haciendo desde la promoción de su Sumerio “Padre-Dios ANNU“,  muchos humanos estarían disponibles para la hibridación, siguiendo el holocausto “Fin de los Tiempos”.

Todos los Angelicales Caídos necesitarían visitar la Tierra bajo el disfraz de sus promovidas “Figuras Santas“,  a medida que se desarrolle el drama del Holocausto. Robándole a los seres humanos el verdadero poder de las enseñanzas del Cristo Interno (Enseñanzas de Libertad). Ansiosos por la “salvación“, seguirían alegremente a los Angelicales Caídos para comenzar un nuevo “Cielo en la Tierra” y ellos realizarían así, su ansiado sueño de dominio de la Tierra.

Si las razas Angelicales Caídas pueden ganar dominio de los Salones de Amenti, ellos intentaran usar la Esfera de Amenti para destruir nuevamente el Portal Estelar Universal 12, en el Universo Armónico 4 de nuestra Matriz de Tiempo.

La destrucción de la Portal estelar Universal 12, sellaría efectivamente la protección de las Razas Creadoras del Universo Armónico 5. Once dimensiones de nuestra Matriz de Tiempo y su campo vital estarían “encarcelados en el tiempo” para la explotación y el dominio. Todas las conciencias en estas 11 dimensiones serían incapaces de realizar el proceso evolutivo natural de la ascensión.

Esta es la motivación principal detrás de la búsqueda continua del “Santo Grail” de los Angelicales Caídos.

Para lograr su objetivo de reclamar la Tierra y los Salones de Amenti, los Caídos necesitan poseer “La Caja de Oro” del Arco del Convenio  y las herramientas de los Portales Estelares “Rod” y “Staff” y lograr un mínimo de población con sus híbridos. Las plantillas de ADN de estos híbridos, llevan letras de fuego secuenciales en sentido inverso (letras de fuego son sub-cadenas de ADN).

Prevención de la agenda Anti-Cristos (la búsqueda continua del Grail por parte de los Angelicales Caídos) es el propósito por el cual la Raza Angelical Humana  fue creada hace 560 millones de años en Tara, Universo Armónico 2 (Vea: La Verdadera Historia de la Raza Humana).

 

Fuente: Libros “Voyagers 1 y 2″ de Ashayana Deane 

RodrigoA Blog, Nota: ¿Encontró un error de ortografía o error de gramática? ¿Crees que este artículo necesita una corrección o actualización? ¿O sólo tiene alguna sugerencia? Envíenos un correo electrónico a ragomez@gmail.com con el error, título y url, o simplemente escribe tu comentario en el artículo. Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s